La dacha o casa de campo en la cultura Rusa - Mundial en Rusia

Vaya al Contenido

Menu Principal:

La dacha o casa de campo en la cultura Rusa

Cultura rusa

La dacha es la casa de campo de los rusos, su lugar de descanso y refugio de la ajetreada vida en la ciudad. Todos los rusos sueñan con tener una pequeña dacha.

Los rusos, que son muy supersticiosos, dicen que cuando el dueño de una dacha acaba las obras, se muere. Por eso nadie quiere acabarlas y se quedan años reformando la dacha.

Las dachas se encuentran en las afueras de las ciudades, desde 20 hasta una par de cientos de kilometros de distancia. Desde que se derrite la nieve en abril hasta los primeros fríos de noviembre la gente disfruta de la dacha especialmente los finde semanas.

Las construcciones pueden ser desde pequeñas cabañas hasta grandes casas que cuentan con pileta, cancha de futbol, la famosa "Banya" el sauna de los rusos y muchas otras comodidades más. En invierno se meten en la sauna a 100º y después se tiran a la nieve o al agua congelada.

Tipica casa de campo en rusia llamadas Dacha

En muchas dachas no hay agua corriente y hay que sacarla de un pozo y llevarla en baldes o llenar tanques para reserva de agua.

Los rusos, sus familias, amigos y sus invitados van a las dachas principalmente en el Verano. La dacha es una filosofia de vida. En la dacha se disfruta de los sonidos del campo, la frescura del aire y todo eso que nos hace recordar lo hermoso que es el milagro de la vida.

En las dachas la gente se dedica a cuidar la huerta en las cuales se cultivan papas, zanahorias, pepinos, tomates, verduras, frutas, naranjos, manzaneros, frutos del bosque, flores y hierbas. Tambien "el abedul" es un arbol muy popular en rusia. Con la cosecha de muchos de estos productos se hacen mermeladas y conservas que sirven para consumir durante el invierno.

La dacha es el lugar de descanso al aire libre, quizas cerca de un lago o bajo las sombras de un arbol. En el verano el calor supera los 30º y los rusos se bañan en los lagos o rios, que durante el invierno se congelan.

Las dachas dotadas de sistema de calefacción también son populares para pasar la semana de vacaciones de Año Nuevo.



Con los primeros días soleados muchas personas cansadas de las grandes urbes y del frío invernal se trasladan a sus casas de campo en coche, autobús o en tren. Muchos jubilados incluso suelen pasar en sus dachas la mitad del año y alquilan sus pisos en la ciudad.

Dachas hay de todas las formas, tamaños y colores, aunque la idea general es que sea de tipo rústico, en contraste con la modernidad y lo urbano.

En la época soviética la dacha se consideraba uno de los tres elementos esenciales del bienestar económico: “piso, coche y dacha”. Esa frase también se usaba con frecuencia despectivamente en referencia al consumismo y el ansia de exhibir el estatus social.

Los orígenes de las dachas modernas se remontan al principio del siglo XVIII la epoca de los zares, cuando el emperador Pedro I otorgaba parcelas de tierra a sus allegados y favoritos en los alrededores de la recién construida capital rusa, San Petersburgo. La palabra “dacha” proviene del verbo ruso “dat” que significa “dar”.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal