Las galerías GUM es un enorme centro comercial, uno de los màs grandes de Europa - Mundial en Rusia

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Las galerías GUM es un enorme centro comercial, uno de los màs grandes de Europa

Edificios

Arquitectura

El edificio principal de GUM en Moscú cuenta con una fachada de 242 metros, construidos entre 1890 y 1893 por Alexandr Pomerántsev como arquitecto y Vladímir Shújov como ingeniero de la obra. Su arquitectura trapezoidal combina elementos de arquitectura medieval rusa, además de utilizar una estructura de acero y techo de vidrio haciéndola similar a estaciones de trenes del Reino Unido de la era victoriana

Las galerías GUM es un enorme centro comercial, uno de los más grandes de Europa. Ocupa toda una cuadra, su fachada principal da a la Plaza Roja. Su edificio es un monumento arquitectonico de relevancia nacional. Ese centro comercial más importante y famoso de Moscú tiene una historia muy antigua e interesante.

Historia

En los años previos a la Revolución rusa en el edificio operaban cerca de 1.200 tiendas como centro comercial. Con posterioridad GUM fue nacionalizado y continuó sirviendo como tienda hasta que Stalin lo destinó a albergar oficinas de su primer plan quinquenal. Después de la muerte de su esposa Nadezhda, el dirigente ruso utilizó el edificio como su mausoleo.

En 1953 el Estado ruso reemprendió su utilización como grandes almacenes y dándole el nombre GUM, destacándose en esa época como un lugar muy surtido y variado.

Al disolverse la Unión Sovietica, el GUM fue privatizado, llegando a ser propiedad en un 50,25% de Bosco de Ciliegi, un operador ruso de boutiques y tiendas suntuarias.

Siendo ya un negocio privado, se le dio un nuevo nombre, conservando la sigla GUM. La primera palabra pasó de ser Государственный (Gosudárstvenny, "estatal") a Главный (Glavny, "principal"), quedando el nombre de "Principales Tiendas Universales".

Hoy en día es un destino popular entre los turistas extranjeros que visitan Moscú. Muchas de sus tiendas dedican grandes espacios a la venta de marcas de lujo occidentales. Entre los moscovitas se dice que es una "exhibición de precios" haciendo referencia a la venta principalmente de artículos de marcas costosas, inasequibles para el ciudadano común en Rusia.

En las épocas remotas el comercio moscovita se desarrollaba tradicionalmente en el centro de la ciudad, concentrándose en la Plaza Roja. Las primeras tiendas de comerciantes aparecieron allì aùn en la època de Ivàn el Temible, ubicàndose en hileras segùn el tipo de mercancìa a vender: Hilera de cintas, Hilera de jabones, Hilera cosmètica, donde se vendìan el carmìn, los polvos, etc., Hilera de gorros (una para hombres y otra para mujeres), Hilera de calzado, etc. Aquel mercado caòtico y abigarrado que se extendìa desde la calle de Traperìa (Vetoshny proezd) hasta la calle Lubianka habìa existido en la Plaza Roja hasta los inicios del siglo XIX.

Al empezar la reconstrucciòn de Moscù despuès de la Guerra Patria de 1812, el emperador ruso Alejandro I dispuso embellecer las hileras comerciales situadas al pie de las murallas del Kremlin. Se edificò una fachada suntuosa al estilo imperial diseñada por el arquitecto O. Bovè. Se construyò de esta forma el primer edificio de las "Galerias comerciales superiores" aunque de hecho nada más ocultó, por el lado de la Plaza Roja, las mismas hileras desordenadas del mercado antiguo.

La segunda mitad del siglo XIX se caracterizò en Rusia por el auge de la industria y el comercio. Vetustas hileras comerciales ya no satisfacìan las exigencias de la nueva època. El edificio construido por O. Bovè se iba derruyendo. Se hacìa patente la necesidad de demoler el viejo mercado para construir un nuevo complejo comercial. Pero esta idea inicialmente no fue apoyada por los propietarios de pequeñas tiendas que servìan de sostèn para muchas generaciones de mercaderes moscovitas. No obstante esta resistencia, la Duma urbana, apoyada por el gobernador de Moscù, obligò a los comerciantes a crear la sociedad anònima denominada "Galerìas Comerciales Superiores".

La construcciòn empezò en 1890, siendo financiada por el gremio de comerciantes moscovitas. Terminado en 1893, el edificio dejò admirados a los habitantes de la capital rusa. En aquel entonces era una instalación comercial destacada no sòlo de Rusia, sino de toda la Europa Occidental.

El edificio construido en el estilo pseudorruso se integrò perfectamente al conjunto històrico de la Plaza Roja. En el decorado tanto interior, como exterior se han utilizado elementos arquitectònicos del siglo XVII; dos torretes situadas sobre la parte central de la construcciòn la vinculan estilìsticamente con el Kremlin y el edificio del Museo de la Historia. Al mismo tiempo ha sido una obra arquitectònica tècnicamente avanzada para entonces, en la cual se utilizaron las estructuras de vidrio y metal. El famoso techo de cristal, diseñado por Shùjov, imprimìa a la construcciòn el caràcter ùnico, provocando una verdadera admiraciòn de los contemporàneos. La luz natural se intensificaba mediante un sistema especial de cristales prismàticos que refractaban rayos directos, llegando de este modo hasta el sòtano. Las Galerìas tenìan calefacciòn y estaban provistas de un pozo artesiano que rendìa diariamente 500 000 litros de agua. El zòcalo de la fachada estaba revestido de granito rojo traìdo de Finlandia y el granito azul desde la regiòn del rìo Don. La fachada principal y las escaleras del interior lucen el màrmol claro de Tarusa (una ciudad en las afueras de Moscù).

El nuevo complejo que ocupaba una cuadra entera estaba integrado por varios paseos comerciales de tres plantas unidos por unos pasos, donde se ubicaron más de mil tiendas de las más viariadas especialidades. Los profundos sótanos se utilizaban para las ventas al pormayor. En aquella época era un lugar de gran atracción pública, apenas se pudiera encontrar aunque una sola familia moscovita que nunca habría hecho una excursión a ese sitio. Se podía pasear allí horas y horas, contemplando la mercancía, visitando restaurantes, tomando té o café, acudiendo a los servicios de la oficina de correo etc. De hecho, era un prototipo de los centros comerciales de nuestra época.

Despuès de la revoluciòn de 1917 en los comercios lujosos de las Galerìas se instalaron numerosas instituciones del gobierno soviético que quedaban allì hasta los principios de la década de los 50. Aunque en los años 20, al proclamarse la NPE (la nueva polìtica econòmica), los comercios volvieron a abrirse, si bien por un breve tiempo. Fue entonces cuando se les habìa dado el nombre de hoy, el GUM, esto es, los Grandes Almacenes.

En 1953, terminada la reconstrucciòn radical, los almacenes màs grandes del paìs volvieron a abrirse, conservando su nombre de antes. En seguida se convirtieron en la fachada del comercio soviètico y tambièn en un importante lugar de interès de la capital.

Hoy en dìa "La casa comercial GUM" sigue siendo el comercio màs importante del paìs. Al celebrarse el 850 aniversario de la fundaciòn de Moscù, las Galerìas fueron seriamente renovadas, volviendo a obtener el lujo de los tiempos prerrevolucionarios.

"GUM" es un complejo comercial, donde se puede comprar pràcticamente todo lo necesario para la vida. En su territorio estàn presentadas tales marcas mundialmente famosas como Louis Vuitton, Corneliani, Dior, La Perla, Ermanno Scervino, Escada, Sonia Rykel, Marina Rinaldi, Burberry, MaxMara, Max&Co, Kenzo, Hugo Boss, Wolford, Iceberg, Hermes, Etro, Paul Smith, Pal Zileri, etc. Los brands de lujo aparecen en la primera fila, mientras en la segunda y la tercera estàn situados unos comercios màs democràticos. Aquì hay cafès, restaurantes, un salòn de belleza, filiales de varios bancos.

"GUM" es conocido no sòlo como un centro comercial, sino tambièn como cultural. En sus locales se celebran exposiciones de arte y de fotos, se organizan diversas presentaciones y desfiles de modas. Es tambièn uno de los sitios, donde se celebra el Festival Internacional Abierto de las Artes "Bosco di Ciliegi", fundado en 2000.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal